Aznar i els seus amics/socis cubanoamericans

Opinió de Julio Ferreira

Aznar y Díaz-Balart: dos pícaros en apuros

23 Febrero 2010

Unidos por su odio visceral contra Cuba, Venezuela y cualquier gobierno progresista, el derechista ex gobernante español José María Aznar y su socio, el congresista y uno de los máximos exponentes de la extrema derecha cubanoamericana de Miami, Lincoln Díaz-Balart, se encuentran por estos días en el punto del colimador de la opinión pública internacional.

El otrora líder del conservador Partido Popular español parece sentir una obsesión enfermiza de generar continuas polémicas. La más reciente -y ya conocida como el “dedazo del cínico Aznar”- ha dado la vuelta al mundo que observó indignado cuando éste levantó el llamado dedo cordial en respuesta insultante a jóvenes manifestantes que lo increparon en la Universidad de Oviedo.

Conocido por su apoyo incondicional a la estrategia belicista del ex mandatario estadounidense George W. Bush y que no por gusto cuelga sobre su cabeza, como espada de Damocles, una querella radicada en el Tribunal Supremo de su país que le imputa su responsabilidad por implicar a España en la agresión de Estados Unidos contra Iraq a pesar de la oposición de más del 90 por ciento de los españoles.

En su exagerada posición sumisa hacia la Administración de Bush, Aznar tampoco dudó un instante en hacer suyo un proyecto fraguado en el Departamento Estado norteamericano dirigido a completar el bloqueo norteamericano contra Cuba desde Europa. De esa manera y en compadreo con sus socios de la extrema derecha cubano americana de Miami, promovió la llamada Posición Común de la Unión Europea contra Cuba en 1996.

Aunque ahora se pasea por todo el mundo dando conferencias – y, por cierto, las cobra bien- en las que reparte recetas caducas cargadas de su verborrea neo liberal, no logra deshacerse del fantasma que le persigue a todas partes por haber mentido, manipulado y tergiversado la información luego de los sangrientos atentados en Madrid del 11 de marzo de 2004.

Pero como si todo ello no fuera suficiente. Además de connotado terrorista y mentiroso, Aznar está a punto ser juzgado como delincuente internacional acusado de malversar dinero del erario público en su beneficio personal.

Una reciente noticia circulada en medios de prensa internacionales reveló que el Tribunal de Cuentas de España aceptó investigar a Aznar y a su ex ejecutivo por utilizar 2,3 millones de euros para contratar los servicios del despacho de abogados de Piper Rudnick para promocionar su imagen en Estados Unidos, y se le otorgara la medalla de oro “Presidencia a la Libertad” que confiere el Congreso norteamericano.

https://i0.wp.com/www.radiomundial.com.ve/yvke/files/img_pequenas/t_aznar_azores_189.jpg

El trío de les Açores

Sin embargo, a pesar de su esfuerzo y haber malgastado el dinero, Aznar aún no supera el hecho de que Bush no le otorgara la ansiada medalla, la misma que le otorgó al ex primer ministro británico Tony Blair, al premier australiano, John Howard, y al presidente colombiano, Álvaro Uribe.

Por ello sus viejos y conocidos “socios” de la ultraderecha cubano americana de Miami corrieron en seguida a darle el espaldarazo con la entrega de un premio conferido por el Instituto Congresional de Liderazgo Hispano (CHLI, por sus siglas en inglés), una organización privada de tendencia conservadora que dice impulsar medidas que favorezcan a la población latina de EE.UU.

https://i2.wp.com/www.dolaraldia.com/noticias/fotos/Dolar-cotizacion3-npl.jpg

Por un puñado de dólares...

Dicho premio le fue entregado de manos del presidente del CHLI, nada menos que el congresista cubano americano Lincoln Díaz-Balart, conocido por sus recalcitrantes posiciones de ultraderecha y sus estrechas relaciones con elementos y organizaciones terroristas anticubanas. El mismo que, en no pocas ocasiones, ha utilizado medios de comunicación de La Florida para llamar al magnicidio del líder de la Revolución Cubana.

Casualmente Díaz-Balart es también por estos días centro de especulaciones tras conocerse su sorpresiva decisión de renunciar a la reelección de su escaño en el Congreso, sin ser transparente a la hora de explicarse por qué decidió dejarlo todo atrás.

¿Habrá acaso algo podrido y oculto en esta sorpresiva renuncia a su escaño congresional para el cual acaba de ser electo en las pasadas elecciones presidenciales? Se preguntaba un reconocido periodista de la radio de Miami.

Por lo pronto, nadie se traga el cuento de que este ahijado del dictador Batista que sueña con ser presidente en una supuesta Cuba post-castrista, renuncie a su escaño en el Congreso Federal de Estados Unidos para presidir la organización terrorista La Rosa Blanca.

A la luz de estos acontecimientos cabe preguntarse si el inesperado premio que otorgó Díaz-Balart a Aznar no sería una cortina de humo para que éste último puediera justificar al menos una parte de los 2,3 millones de euro que sustrajo de los fondos públicos.

Pero como entre pillos anda el juego y corre en abundancia la plata tampoco sorprendería que alguna tajada de ese dinero del contribuyente español haya ido a parar al bolsillo de este corrupto y capo mafioso cubanoamericano. Experiencia en estos menesteres tiene bastante.

Lo que sea sonará y seguramente lo hará duro, pues detrás de las noticias que envuelven a este par de pícaros planea el fantasma del escándalo

MIAMIGATE

Febrero 15, 2009

Luego de su salida del poder, los socios miamenses de José María Aznar le organizaban una cena a 100 dólares por cubierto mientras Esperanza Aguirre regresaba a casa con una “obra” del terrorista Luis Posada.

Por: Jean Guy Allard

Sede en Miami de BANACAJA envuelta en escándalo financiero

En medio del enorme escándalo de corrupción que rodea a Esperanza Aguirre, actual presidenta de la Comunidad de Madrid y que está sacudiendo en este momento el Partido Popular español, surge la figura de Guillermo Martínez Lluch, director de la representación en Miami de Banacaja, entidad bancaria valenciana asociada a la figura de José María Aznar.
Si el caso sigue con esta misma orientación, todo parece indicar que pronto se convertirá en un Miamigate que pudiera hacer aparecer la telaraña que Aznar construyó desde la época de su noviazgo con la Fundación Nacional Cubano Americana y su jefe, el oficial CIA Jorge Más Canosa.
Los hechos hablan por sí.
En un reporte exclusivo que acaba de publicar el sitio web financiero de Valencia, levante-emv.com, se recuerda como el 24 de abril de 1998 Banacaja celebró “con mucha pompa” en el restaurante Rusty Pelican, de Key Biscayne, la apertura de su agencia miamense.
La institución bancaria valenciana “eligió para instalarse en Florida el 801 de Brickell Square, la lujosa avenida de Miami donde acampan los grandes bancos”.
“Desde entonces, la marcha de la entidad valenciana ha sido imparable”, explica la publicación web. “Abrió con 10 empleados y ahora son casi 40 los trabajadores a las órdenes de Guillermo Martínez Lluch, su director”.
Hasta que, hace unos días, el juez Baltazar Garzón incluyó a Martínez Lluch en la lista de 37 sospechosos en el caso de corrupción que maneja en el cual están implicados una brocheta de cabecillas del derechista Partido Popular español.

CORREA, EL SOCIO DE AZNAR Y DEL PP

La designación de Martínez Lluch como cómplice de la colosal estafa está vinculada con los negocios del empresario Francisco Correa quién – según se sospecha – manejo en la sucursal bancaria de Miami las cuentas de varios de los demás imputados.
Según la publicación española que atribuye la información a fuentes empresariales, Correa “es un conocido hombre de negocios en Miami, donde alardeaba de su amistad con José María Aznar y el PP para abrirse puertas”.
Lo cierto es que en las grabaciones de conversaciones telefónicas en manos de los investigadores, confirman que llevó dinero al tesorero del PP a la sede del partido y a su casa.
El delincuente fue uno de los testigos en la boda de Alejandro Agag y Ana Aznar.
Francisco Correa tiene inversiones millonarias en Miami y en todo el Estado de la Florida, continua levante-emv.com al subrayar que “ha participado en desarrollos de proyectos urbanísticos y ha adquirido propiedades inmobiliarias en la zona de Jade Beach”.
Correa ha viajado varias veces a Miami acompañado de políticos identificados al PP, entre otros, el alcalde de Boadilla del Monte (municipio de la Comunidad de Madrid), Arturo González Panero y el entonces concejal José Galeote, padre del eurodiputado del PP Gerardo Galeote.

La investigación y las repercusiones de la conexión Miami dieron lugar a escenas tragicómicas.https://i1.wp.com/1.bp.blogspot.com/_6fAuUtLtPqA/SkkVPh4jGTI/AAAAAAAAHLA/4VRj4z6HjOE/s400/arturo+gonzalez+panero.jpg
Así fuentes cuentan como uno de los sospechosos, Arturo González, socio de Esperanza Aguirre, invitado a renunciar por la dirigencia del PP, desmintió que tuviera un apartamento en Miami regalado por Francisco Correa.
Explicó que el dueño del lugar era un cubano con su mismo nombre.
Se descubrió entonces que la agente inmobiliaria que vendió el inmueble al supuesto homónimo cubano se llamaba Carmen Rodríguez, tal como la mujer de Correa.
Según su material promocional, la Banacaja ofrece préstamos a promotores, financiación de nuevos proyectos y préstamos hipotecarios a particulares. Justo lo que conviene a la clase política derechista española en búsqueda de oportunidades de inversiones discretas.

Esperanza Aguirre y José Mari Aznar, envueltos en el escándalo  financiero y asociados a la mafia cubano-americana de Miami

LA AGUIRRE RIEGO DE EUROS SU CONEXIÓN MAFIOSA

Esperanza Aguirre, la “Mireya Moscoso” madrileña, es conocida por sus provocaciones contra Cuba sincronizadas según las voluntades de la embajada yanqui en Madrid.
En cuanto a Aznar, el ex presidente del Consejo español, hoy dueño de la falangista Fundación Española para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), recibió en noviembre de 1995 decenas de miles de dólares de manos de José Antonio “Toñín” Llamas, entonces miembro del Comité Ejecutivo de la Fundación Nacional Cubano-americana (FNCA) y de su comité paramilitar, para su campaña presidencial. En una foto famosa, tomada durante uno de sus viajes a Miami, Aznar se exhibe al lado de sus nuevas y millonarias amistades: el ahora fallecido Jorge Más Canosa, entonces caíd de la FNCA, y el propio Llamas.
Este último individuo, terrorista confieso, fue quien organizó en Madrid la creación de la llamada Fundación Hispano-Cubana, una sucursal de la organización miamense, a la cual se asocia constantemente Esperanza Aguirre en sus manifestaciones de histeria anticubana.

EL CASO SINTEL SIGUE SIN INVESTIGAR

Con su elección a la presidencia del consejo español, Aznar arregló la venta de la firma Sintel –una joya del grupo Telefónica- a la empresa norteamericana MasTec Internacional, propiedad del Jefe de la FNCA. La operación se concretó el 1 de abril de 1996, en pleno periodo electoral, con el Parlamento disuelto, aprovechando la complacencia de funcionarios oportunistas.
La venta se hizo contra 490 millones de dólares (que nunca se pagaron), a pesar de que el Gobierno socialista acababa de inyectar 300 millones en la empresa.
En 1998, año de la creación de la sucursal miamense de Banacaja, Más Santos, heredero de Mas Canosa, liquidó fraudulentamente a Sintel mediante una serie de maniobras financieras y una brocheta de sociedades internacionales en paraísos fiscales y bancos de Islas Vírgenes, Luxemburgo, Haití, México, Puerto Rico, Suiza y Estados Unidos.
Aznar nunca fue llevado hasta ahora a explicar, ante la Justicia española, acerca de esta gigantesca estafa MasTec-Sintel que hizo aún más ricos a sus amigos de Miami y arruinó definitivamente a los 1 700 trabajadores de lo que era una prospera empresa española de estado.
En el 2001, Aznar, con la complicidad de su entonces canciller Josep Piqué, invitó a Miami a los Reyes de España, a quienes reunió, en la mansión de Vizcaya, con “El Baby” Mas Santos, “Pepe” Hernández y el propio “Toñin” Llamas.
Luego de su salida del poder, los socios miamense de Aznar (apodado “la chancleta de Franco”) le organizaron una cena a 100 dólares por cubierto en el hotel Biltmore, de Coral Gables.
Entretanto, su discípula más destacada, Esperanza Aguirre, en distintos viajes a Miami, bombardeaba la extrema derecha cubanoamericana de decenas de miles de euros que sacó de los presupuestos “humanitarios” de la Comunidad de Madrid.
En abril de 2006, el evento clave de la gira de Aguirre al sur de la Florida fue la recepción de la cual fue objeto en la sede del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, financiado por la empresa Bacardí y la agencia norteamericana para la injerencia internacional USAID, entonces dirigida por el funcionario cubanoamericano Adolfo Franco, ahora vinculado a un escándalo de desfalco. El ICCAS es dirigido por Jaime Suchlicki, un ex (?) analista con la Agencia Central de Inteligencia. Se reunió con la cúpula extremista del Cuban Liberty Council (CLC), cuyos dirigentes son, todos sin excepción vinculados al terrorismo contra Cuba.
Aguirre regresó a Madrid llevándose en sus maletas una pintura del terrorista internacional Luis Posada Carriles.

Una respuesta a Aznar i els seus amics/socis cubanoamericans

  1. daniel del solar dice:

    Los fachas parecen seguir en la direccion de su Espanya, a pesar de la funccion de la “democracia.” que tristesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: