Posada Carriles: terrorista assassí -com Pinochet- és absolt per la justícia de Texas

El “molesto huésped” inocente

Artículo de OPINIÓN
Posada Carriles

Posada Carriles, el terrorista protegit pel govern dels Estats Units

Por Miguel José Maury Guerrero

Casi poco más de tres meses y decenas de millones de dólares después, concluyó al fin la farsa judicial montada en El Paso, Texas, contra el connotado asesino Luís Posada Carriles.

El colofón fue, tal y como anticiparan no pocos observadores, la absolución del acusado de los 11 cargos que se le formulaban, todos de perjurio.

https://casalcubabarcelona.files.wordpress.com/2011/04/luisposadacarriles.jpg?w=260

En diferents etapes de la seva vida

El prontuario delictivo de Posada Carriles deviene buen material de texto para escuelas policiales, algo totalmente ignorado en el juicio. En sus ocho décadas de vida, ha dedicado al menos seis a ejercer el mal contra sus semejantes en toda América.

Su campaña como torturador y entrenador de torturadores en tenebrosos entes represivos como la DISIP venezolana, la Triple A argentina o la DINA pinochetista chilena, hacen de Posada Carriles un repudiado personaje siempre al servicio de dictaduras.

Los miles de familiares de los secuestrados, torturados y desaparecidos en Argentina, El Salvador, Nicaragua, Honduras y otras naciones, no se vieron representados en el tribunal de El Paso.

Ninguna de las acusaciones que pesaban sobre el reo amparaba tampoco a los cientos de hijos, esposas, padres, madres y hermanos de la víctimas del avión de pasajeros cubano criminalmente saboteado en pleno vuelo en 1976.

https://i1.wp.com/www.freethefive.org/images/posadaskull.jpg

Se armó un caso contra el asesino, sólo por violaciones migratorias y finalmente, la justicia estadounidense resolvió que tampoco merecía condena por esos supuestos delitos; algo demencial.

El prestigioso abogado José Pertierra fue uno de esos expertos que vaticinó y delineó los móviles del bochornoso final que este viernes tuvo el show judicial seguido contra el siniestro personaje.

El pasado mes de diciembre, durante entrevista concedida a este periodista, el letrado insistió en la falta de voluntad de parte del gobierno estadounidense para juzgar y condenar al que consideró, para ese ejecutivo, “un molesto huésped”.

“Hay muchos esqueletos en ese closet”, nos decía Pertierra, luego de rememorar que el terrorista había laborado durante mucho tiempo para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y sabe muchas cosas oscuras e inquietantes para Washington; acaso las suficientes para convertirle en un potencialmente molesto “Wikileaks” humano.

“El gobierno norteamericano, consciente de que por la elevada edad de su protegido y la lógica natural no le quedan muchos años de vida, juega a la dilación en espera de una muerte que para ellos sería oportunisima”, aseguró Pertierra luego de adelantarnos, casi cinco meses antes, que el reo no sería condenado.

Asimismo, con la lógica que le dan sus años de ejercicio legal en la capital norteamericana, el jurista, basándose en los probables móviles e intenciones de la Casa Blanca, anticipó otro posible final para el proceso.

A ese individuo no lo acusan de asesinato ni de terrorista, sino de mentiroso, de  manera que no me asombraría que sólo lo declaren culpable de serlo. Se trata de una infracción relativamente menor, aclaraba con ironía en esa ocasión.

En tanto Posada Carriles estuvo ya año y medio preso por sospechas de mentir, la jueza que examina actualmente su caso, -decía Pertierra- ha adelantado que si lo condenan por los cargos de perjurio, probablemente no iría a la cárcel en tanto lo que corresponde a tal delito en Texas, es precisamente ese lapso y ya lo cumplió.


Curiosa y atípica situación la que se configuraba con este proceso cuando la jueza designada para actuar, mostraba con anticipación su intención de condenar al reo a una pena menor. Es muy posible que no exista antecedente igual en la historia legal norteamericana.

Acaso el tribunal de El Paso y el Gobierno Federal de Estados Unidos pudieron ahorrarse el gasto monetario, el tiempo y los esfuerzos de la fiscalía si hubiesen prestado atención a los vaticinios de este abogado que representa a Venezuela en el pedido de extradición del asesino. Pero ese no era el real propósito, sino llevar a término la costosa farsa.

https://i2.wp.com/www.juventudrebelde.cu/file/img/caricaturas/2011/01/11341-caricaturas-g.jpg

L'han absolt de mentir i certament ell, quan parla en públic per televisió, ha dit la veritat: Que és culpable

Según reportaron varias agencias de prensa, sólo tres horas de deliberación le tomó a las siete mujeres y cinco hombres del jurado absolver a Posada Carriles de todos sus cargos.

Fue así que la jueza Kathleeen Cardone repitió once veces el veredicto de “no culpable” luego de dar lectura a igual número de acusaciones que pesaban sobre el procesado.

¿Qué hilos se movieron detrás de los 12 jurados para que llegasen, en tiempo récord, a la unánime decisión de absolución del procesado? ¿Acaso una bien administrada presión desde la Casa Blanca? ¿Actuarían los abundantes fondos de la Fundación Cubano Americana? Imposible determinarlo.

Según lo reseñado por los despachos noticiosos, el fiscal principal Timothy J. Reardon III, Jerome Teresinski y los restantes miembros del equipo acusador, permanecieron inmóviles en sus asientos tras escuchar el veredicto.

Triste papel el de esos juristas que armaron su acusación contra Posada Carriles mientras eran evidentemente traicionados y manipulados por el poder al cual representaban, en tanto, la Oficina Oval, tal y como anticipara Pertierra, no pretendió nunca condenar al reo.

Este abogado y periodista batallador y honesto, que se desempeña en la firma Pertierra & Toro, P.C de la capital estadounidense, dedicó todo su quehacer, durante el largo proceso judicial texano, a informar sobre los detalles de cada sesión.

Gracias a la pericia de su pluma, en sitios como Counterpunch y Cubadebate aparecieron sus objetivas reseñas, libres de la ojarasca tendenciosa y tergiversaciones que utilizaban muchos medios de prensa.

Su labor esclarecedora nos recuerda los reportes del escritor y periodista ruso Borís Polevoi durante el proceso de Nuremberg, contra los criminales nazis, al culminar la Segunda Guerra Mundial, en 1945 y que tanto aportara de verdad sobre ese proceso en medio de las mentiras de la prensa occidental.

“El veredicto en El Paso prueba que en los tribunales estadounidenses el teatro vale más que la evidencia”, declaró Pertierra al culminar el juicio. Imposible encontrar mejor valoración que esa luego que el ejecutivo estadounidense decidiese comprar el silencio de su “molesto huésped” al exonerarlo de todos sus cargos.

Font: CUBADEBATE

Més informació:

Posada Carriles confiesa a la televisión de Miami ser el autor de los atentados con bombas contra hoteles de La Habana cometidos en 1997

Cuba denuncia en la ONU absolución de Posada Carriles

Celebrarán en Miami banquete de homenaje a Luis Posada Carriles

Diario de El Paso: El Post Mortem del caso Posada Carriles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: